Hace trece años viví una crisis personal profunda que hizo que modificara radicalmente mi manera de ver el mundo que hasta ese momento había coincidido con el resto de los mortales y me había unido a esa masa de personas que piensan que la culpa de lo que sucede en sus vidas es de los otros, esa bofetada en la cara me hizo replantearme muchas cosas sobre mi misma,con mucho dolor personal tuve que hacer limpieza de mis emociones, tirar cosas que para mi eran valiosas,pero que tambien eran irreales, tuve que hacerme cargo de mis decisiones y me quede casi con lo puesto, emocionalmente hablando, eliminé de mi forma de pensar lo que durante 27 años yo había creido, lo que había construido y me quedé con un esquema básico que me ha funcionado muy bien hasta este momento.

Es muy bonito pensar como yo pienso ,pero aún siendo tan bonito, la mayoría de las personas no se atreven a dar el primer paso porque también es muy costoso y muy doloroso,es mejor tapar la realidad con paños celestes que verla con toda su crudeza. He vivido bien durante este tiempo,sabedora de que no me equivocaba, una vez superada la prueba, pero mis esquemas, sin previo aviso, se han descolocado, y ese mapa emocional que me traía de las tinieblas cuando me perdía en ellas, ha resultado que ya no sirve, ando un poco descolocada, cansada y sin fuerzas para volver a sacudir mi mundo, vivo en la pura extralimitación de mis fronteras personales y no quiero seguir avanzando, estoy harta de comprender los motivos, de llevarlos empaticamente a mi persona, de ver como el horizonte tonto que tenia hace 13 años es la verdad existencial para muchas personas y que con mi extrapolación, la única que se ha perdido, visto lo visto, soy yo misma.

Las personas no quieren lo que tienen, buscan miles de excusas para salir al paso de su mediocridad y la cuenta siempre se salda con un cabeza de turco causante de una vida miserable, estoy harta de ser esa cabeza de turco, tengo 40 años y en esta recaida de mis cosas no tengo ni ganas , ni fuerza, ni temperamento, ni expectativas para seguir adelante. No me esperaba este momento, esa es la verdad, en el esquema de mi mundo, lo único que no venia subrayado en negrita era este momento, aunque a favor mio tengo que decir, que estoy escribiendo en mi propio estupor, aun mi mente esta perdida, no se ha puesto manos a la obra a buscar la solución que me salve, aún estoy en estado de schock, me contemplo y no me veo, quiero pronunciar plalabras que no me nacen y ni siquiera se si siento esto porque es lo que se debe sentir o porque realmente lo sienta.

3 comentarios:

Rubén dijo...

Hola bella Leo, creo entender el momento por el que estás pasando y por ello pretendo hacerte llegar mi mensaje personal que intento esté cargado de realidad, y para ello te digo que hay que renacer y volver a soñar, pues es la realidad de la misma vida. Es la realidad de la utopía del alma, es el encontrarse uno mismo a través de los demás…en los demás. Es elevarse de los profundos precipicios llamados ‘ depresión’ para volar, nueva, libre y ávidamente por el firmamento declarado ‘vida’.

Aunque no es fácil, debemos intentar dejar de sufrir y empezar a contemplar la sensitiva naturaleza, la que nos permite volver a la vida, la que nos permite remontar vuelo. Renacer y volver a soñar es en realidad una meta, que debemos tener presente en cada instante. En la victoria y en el fracaso, en el jolgorio y en la melancólica desesperación.

La conciencia aporta a nuestro sentido de vida la visión realista de las cosas, por el cual sabemos que aún nos queda algo por qué luchar, nos quedan valores instaurados en nuestros corazones, y valores verdaderos por descubrir.

Es imprescindible Leo, renacer quemando el pasado para que resurja nueva vida de sus cenizas. Volver a soñar es encaminarse nuevamente por el sendero que nos conduce a nuestro verdadero destino, a nuestra meta. Es atreverse a jugar una revancha con la vida. Y lo que debemos recordar, es que ahora corremos con ventaja, somos dueños de nuestra historia, somos guardianes de nuestros sueños, somos los genios de nuestros deseos, por lo que, al volver a volar, tomamos el mando como fieles colaboradores de nuestras aspiraciones verdaderas, para que dejen de ser aspiraciones y se conviertan en realidad.

Te envío un abrazo y besos a miles.

Pepi dijo...

Te acabo de leer, ando media perdida, y cansada, muy cansada, supongo que meterme en obras con mi fibro, la llegada de la primavera, el cambio de horario, y dolores que tengo para dar y regalar, todo junto me tiene un poco haciendo lo que me apetece. Eso si te aseguro que ni me había enterado de que actualizaste. Bueno, las crisis si se superan, unos sale fortalecido, y tú vas a salir de esta, tienes un motivo muy importante por el que seguir luchando, está ahí, es ese guapo mozo de la foto, y si él no existiera, tendrías que hacerlo por ti misma, creo que ya te dije una vez que me costó mucho llegar a quererme, pero el amor tiene que empezar por uno mismo. A lo mejor ese cambio es el que te hace falta, lo puedes intentar como hice yo, siguiendo los consejos de un libro de autoayuda, se trataba de mirarme en un espejo cada mañana y decirme que me quería, yo dije¡ menuda tontería! pues sí, no veas tú lo que me costó, pero poco a poco me fui dando cuenta que aquella mujer tenía mucha razón, es muy importante que te quieras tú, el amor de los demás puede ir y venir, pero el nuestro es el más importante. Con el paso del tiempo y leyendo, he llegado a la conclusión de que es mucho más importante de lo que creemos, así que manos a la obra, empieza desde YA, sé que la situación actual, agrava todo, pero no hay mal que cien años dure, y de esta también saldremos. Ánimo Leo, eres una persona que vale mucho, eso también te lo tienes que decir, y sobretodo, CREER. Muchos besitos.

MORGANA dijo...

DESPUÉS DE MUCHO TIEMPO TE VUELVO A ENCONTARA PRECIOSA.ERES COMO EL FENIX,RESURGIENDO DE SUS CENIZAS...SOLO HAS DE CREERTELO PORQUE ASI ERES TU,LEO.
BESOS INFINITOS.